Defensa de Deportación

 

LÍNEA DIRECTA 24/7 PARA CLIENTES DETENIDOS

LLAME GRATIS AL (888) 893-0999

 
Representamos a nuestros clientes en los tribunales federales de inmigración de los 50 estados, defendiéndoles en los procesos de deportación y ayudándoles a solicitar las ayudas disponibles para permitirles quedarse con sus familias en los Estados Unidos.

Cuando usted o uno de sus seres queridos es colocado en el proceso de expulsión (formalmente “deportación”), ya sea a la llegada a los Estados Unidos o tras vivir muchos años en el país, se convierte en una experiencia horrible para toda la familia, ya que las consecuencias de la deportación pueden ser muy serias, destruyendo familias y afectando al futuro de niños inocentes.

Dependiendo, entre otros factores, de sus antecedentes, de la duración de su residencia, de sus lazos familiares en los Estados Unidos, de las circunstancias en su país de origen, etc., una persona puede tener derecho a varias formas de auxilio contra la “expulsión”, incluyendo la solicitud de Asilo y Suspensión de Expulsión, la Cancelación de Expulsión (para residentes permanentes legales y aquellos que no lo son), el Cambio de Estatus, y ciertas otras formas de auxilio.

En determinadas circunstancias, un cliente también puede tener derecho a solicitar una exención de los motivos que hacen que sea “expulsable” de los Estados Unidos. Es por ello que ayudamos a nuestros clientes a preparar y presentar dichas solicitudes y peticiones.

Para las personas detenidas por Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (“ICE”) o por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (“CBP”), ofrecemos asistencia con las solicitudes de libertad bajo fianza y con las peticiones de libertad condicional.

Además, siempre que la persona reúna los requisitos, ayudamos a nuestros clientes a solicitar y mantener una Autorización de Empleo, permitiéndoles trabajar en los Estados Unidos mientras esperan la resolución de sus procesos de inmigración.

Representamos a nuestros clientes en todas las fases de los procesos administrativos y judiciales, incluyendo las mociones y apelaciones ante la Junta de Apelaciones de Inmigración (“BIA”) y los Tribunales Federales de Apelaciones.

No importa lo simple o complicada que sea su situación, nosotros trabajaremos en su asunto con diligencia y dedicación. Estaremos aquí para responder a sus preguntas y guiarle paso a paso a lo largo del proceso para aliviar la frustración y la ansiedad inherente a los procesos de inmigración.