Inmigración de Trabajo

 
La inmigración por motivos laborales puede ser muy confusa, tanto para los empleadores estadounidenses como para los empleados extranjeros residentes que son beneficiarios del proceso. Ayudamos tanto a los empleadores demandantes como a los empleados beneficiarios a navegar por las cuestiones más complejas relacionadas con los asuntos de inmigración, incluyendo los visados de empleo de inmigrante y de no inmigrante.

Ayudamos a nuestros clientes a presentar solicitudes de visado de no inmigrante, como el H-1B, el visado de trabajo, el L-1A/L-1B, el visado de traslado dentro de la empresa, el E-1/E-2, los visados por tratado para empresarios y directivos, y muchos otros tipos de visados relacionados con distintos campos y ocupaciones especializadas.

Con respecto a los visados de inmigrante, ayudamos a nuestros clientes con sus solicitudes de visado en las categorías de preferencia EB-1, EB-2 y EB-3, así como con el proceso de Certificación laboral (“PERM”) y las solicitudes de Exención por interés nacional (NIW, National Interested Waiver).

También ofrecemos asistencia a los profesionales extranjeros, incluidos los médicos formados en el extranjero, con sus solicitudes de exención J-1 (exención del requisito de residencia en una casa durante 2 años) y con sus posteriores solicitudes de visado de empleo para inmigrantes y no inmigrantes.

Adicionalmente, ayudamos a los cónyuges y a los hijos (“beneficiarios derivados”) que acompañan al beneficiario principal con las solicitudes de visado y las autorizaciones para trabajar en los Estados Unidos.

No importa lo simple o complicada que sea su situación, nosotros trabajaremos en su asunto con diligencia y dedicación. Estaremos aquí para responder a sus preguntas y guiarle paso a paso a lo largo del proceso para aliviar la frustración y la ansiedad inherente a los procesos de inmigración.

Por favor, recuerde que la ley de inmigración está considerada como una de las áreas más complejas de la ley estadounidense y que, incluso una cuestión aparentemente simple, a menudo puede volverse confusa y compleja. Por esta razón, consulte siempre con un abogado de inmigración experimentado antes de tomar una decisión que pueda afectar a su estatus migratorio o a su futura elegibilidad para recibir beneficios de inmigración en los Estados Unidos.