Inmigración Familiar

 
La inmigración por motivos familiares es el corazón y el alma del sistema de inmigración de los Estados Unidos. Asesoramos a nuestros clientes en todas las cuestiones relacionadas con la inmigración por motivos familiares y ayudamos a las familias a reunirse o a permanecer juntas en los Estados Unidos.

Según las leyes actuales vigentes en los Estados Unidos, los beneficios de inmigración pueden estar disponibles, de manera general, para el cónyuge, los hijos y los padres de un ciudadano estadounidense; el cónyuge y los hijos de un residente legal permanente (es decir, el titular de una tarjeta verde); y los hermanos y hermanas de un ciudadano estadounidense. Además, hay disponible una categoría especial de visados para el novio/novia de un ciudadano estadounidense, así como para los hijos menores de dicho novio/novia.

Dependiendo de las circunstancias de cada caso individual, ayudamos a nuestros clientes a presentar sus solicitudes ante los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (“USCIS”) y con el “cambio de estatus” sin tener que salir del país. Por otra parte, ayudamos a nuestros clientes a solicitar su visado de inmigrante a través del “proceso consular” en la embajada o el consulado de los Estados Unidos de su país de origen.

Si un cliente tiene infracciones migratorias previas, o ciertas condenas penales que hacen que sea “inadmisible” (es decir, que no tenga derecho a recibir un visado o a convertirse en un residente legal permanente de los Estados Unidos), ayudamos a dicho cliente a preparar y presentar una Solicitud de Exención de Causal de Inadmisibilidad basada en las dificultades de un familiar del cliente con derecho a residencia en los Estados Unidos.

También asesoramos a nuestros clientes con las cuestiones relacionadas con la adopción internacional y con la presentación de solicitudes de inmigrante para niños adoptados, tanto si la adopción se produce bajo la Convención de la Haya como si se produce en un país no firmante.

No importa lo simple o complicada que sea su situación, nosotros trabajaremos en su asunto con diligencia y dedicación. Estaremos aquí para responder a sus preguntas y guiarle paso a paso a lo largo del proceso para aliviar la frustración y la ansiedad inherente a los procesos de inmigración.

Por favor, recuerde que la ley de inmigración está considerada como una de las áreas más complejas de la ley estadounidense y que, incluso una cuestión aparentemente simple, a menudo puede volverse confusa y compleja. Por esta razón, consulte siempre con un abogado de inmigración experimentado antes de tomar una decisión que pueda afectar a su estatus migratorio o a su futura elegibilidad para recibir beneficios de inmigración en los Estados Unidos.