Está Usted Leyendo

Una Entrada de Blog

La visa E-2 abre oportunidades a los empresarios sudamericanos

La visa E-2 puede proporcionar a los empresarios sudamericanos la oportunidad de obtener una visa para iniciar un nuevo negocio o adquirir un negocio existente en los Estados Unidos.

Los solicitantes de la visa E-2 deben solicitarlo con el propósito de desarrollar y dirigir el negocio en el que planean invertir. Esta visa está disponible para los ciudadanos de ciertos países sudamericanos que han firmado un tratado de comercio y navegación con Estados Unidos. Los ciudadanos de los siguientes países de Sudamérica pueden solicitar una visa E-2: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Honduras, Panamá, Paraguay, Suriname.

La duración de la visa E-2 depende de los términos del tratado particular. Por lo general, la visa E-2 se conceden durante dos años, con prórrogas ilimitadas mientras continúe la inversión. La mayoría de visas E-2 se pueden ampliar durante dos años cada vez. Una ventaja de la visa E-2 es que el cónyuge y los hijos menores de 21 años del inversionista extranjero pueden obtener un estatus derivado al del inversor extranjero. Este estatus derivado permite al cónyuge y a los hijos vivir, trabajar y asistir a la escuela en Estados Unidos.

La visa E-2 puede ser expedido a un ciudadano extranjero que esté iniciando un nuevo negocio o adquiriendo un negocio existente en los Estados Unidos. No hay requisitos con respecto a la cantidad mínima de las inversiones. Sin embargo, la cantidad debe ser suficiente para sustentar el plan de negocio propuesto por el solicitante. Dependiendo del tipo de negocio, incluso las inversiones por debajo de 50,000 dólares pueden ser suficiente para hacer la solicitud. Aunque un inversor no está obligado a crear ningún número particular de empleos en los Estados Unidos, el negocio no puede ser “marginal”, lo cual significa que debe existir independientemente del inversor, no sólo proporcionar empleo al inversor extranjero y a su familia.

Para obtener una visa E-2, el inversor extranjero debe demostrar que está invirtiendo una cantidad sustancial de capital con el objetivo de generar un beneficio. El inversor extranjero debe invertir en un negocio de buena fe que produzca bienes o servicios para obtener beneficio. Esto no incluye las “inversiones inactivas” que sólo sirven para beneficiar al inversor extranjero. Además, la inversión deben incluir el riesgo que podría resultar en la pérdida parcial o total si la inversión fracasa. El negocio debe generar suficientes ingresos para que el inversor extranjero mantenga suficientemente la inversión y a su familia, contribuyendo al mismo tiempo de manera significativa a la economía de Estados Unidos.

Aunque iniciar un nuevo negocio es suficiente para solicitar una visa E-2, generalmente es más fácil demostrar la viabilidad de una empresa si el negocio ya llevaba existiendo varios años en los Estados Unidos o en el país del solicitante.

Para ello, los empresarios extranjeros pueden considerar adquirir una franquicia. Por un lado, la disponibilidad de un modelo de negocio ya existente y esta probado, cual puede reducir el riesgo, especialmente cuando un empresario opera en un entorno empresarial desconocido de un país nuevo. Por otro lado, los datos estadísticos, normalmente ofrecidos por un franquiciador, ayudarán a demostrar la viabilidad del negocio y a hacer que el proceso de solicitud de la visa E-2 sea más fácil.

Adicionalmente, el inversor extranjero debe demostrar que posee los fondos de inversión y que los fondos están destinados a ese negocio particular. Los fondos de inversión deben ser fondos personales del inversor extranjero. El inversor extranjero también debe demostrar el origen de los fondos de inversión, específicamente que los fondos no hayan sido obtenidos de manera delictiva. Además, el inversor extranjero debe demostrar que posee al menos el 50% del negocio o que posee el control del negocio a través de un cargo corporativo o de gestión.

Las solicitudes de la visa E-2 suelen tardar 1-2 meses en tramitarse, dependiendo de las demandas de la Embajada de Estados Unidos en el país particular y de la rigurosidad de los documentos requeridos facilitados por el inversor extranjero. Hay varias empresas que pueden ayudar a un solicitante a llevar a cabo el proceso de solicitud.

DESCARGO DE RESPONSABILIDAD: Publicidad del abogado. La información presentada en este artículo es únicamente con fines informativos, no pretende ser un consejo legal, ni debe de ser interpretada como tal. No se debe de confiar en esta información sin antes buscar un consejo legal profesional.